¿Cómo motivar al Niño?


¿Cómo motivar al Niño o Niña?

Si el niño no presta atención a su entorno, los estímulos educativos son inútiles. Mientras el niño está hambriento es inútil intentar estimular sus sentidos o iniciar el aprendizaje de la lectura; sencillamente no percibirá los estímulos del entorno porque la sensación de hambre llamará su atención de forma prioritaria.

Motivarlo consiste en asegurar que cuando se aporten los estímulos educativos el niño esté atento e interesado. En general, para lograrlo hay que presentarle los estímulos que le son útiles de una forma llamativa, interesante y oportuna, y para ello es necesario:

Cómo motivar al Niño

a)      Que sean perceptibles para él.

b)      Que llamen su atención y le diviertan.

c)       Que mantengan su interés.

d)      Que el niño haya sido preparado al estímulo y éste sea oportuno.

e)      Que afecten a su calidad de vida en ese momento.

Es evidente que un estímulo imperceptible no tiene efecto. Si se inicia el aprendizaje de la lectura con unas letras que, por su color o tamaño, no resultan fácilmente perceptibles para el niño, se está perdiendo el tiempo. La maduración de los órganos de un bebé no es como la de un adulto; lo que resulta claro para éste puede ser imperceptible para aquél. Los estímulos educativos no deben organizarse en unidades aparentemente lógicas para un adulto, sino en unidades perceptibles y atractivas para el niño al que están dirigidos.

Espero que les hayan sido útiles estos consejos de cómo motivar al Niño, espero lo compartas en las redes sociales o dejes un comentario.

Entradas relacionadas:

0 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *