Pollo Kentucky


A continuación te explicaremos como poder preparar un plato exquisito para chuparse los dedos. El pollo Kentucky es por tradición uno de los platos favoritos por América, y es que su forma de realizarlo permite ir variando todos los alimentos, así que no te aburrirás ya que podrás ir combinándolo con otro tipo de especias y demás. Aunque te vamos a explicar la forma más básica y normal de hacerlo para no complicarte mucho, sigue estos pasos y verás que fácil.

Pollo Kentucky

Para empezar, necesitaremos aceite de oliva, 2 tazas de harina tamizada, aunque si tienes harina normal, también puedes utilizarla, no notarás diferencia apenas. También necesitarás 2 huevos, un vaso de leche, 2 cucharadas de mantequilla fundida, unos 3 kilos de pollo, siempre y cuando estén troceados, y por último, un poco de sal.

Para poder prepararlo, en primer lugar tendremos que lavar los trozos de pollo, y una vez lo tengamos bien limpio, necesitaremos un bol para poder meter harina con sal, y más tarde añadir los huevos ya batidos, el vaso de leche y la mantequilla fundida. Una vez los tengamos todos juntos, tocará remover todo para conseguir una masa compacta.

Luego tendremos que rebozar cada troco de pollo en la masa, freír pocos trozos para que puedan dorarse bien y sin problemas, regulando el fuego para que se hagan por dentro y también por fuera, que al fin y al cabo también es lo importante. Y hechos estos pasos ya estará listo nuestro pollo Kentucky.

Entradas relacionadas:

0 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *