Existen diferentes formas de ser feliz


Sabios de civilizaciones antiguas afirman que los seres humanos sufren mas por lo que ven, que por lo que les ocurre. Dicen que hay familias afortunadas pero infelices y que hay familias pasando por muy malos momentos y son felices.

Bueno… todo depende de cómo se miren las cosas. En el oeste del ecuador existe una tribu llamada Achuar, no son nada civilizados, sin embargo viven muy felices. La aldea Achuar esta formada por varias casas, estas casas tiene techo de madera y hojas, no tiene paredes y el piso es de tierra. El hombre es el jefe de la familia la mayoría posen dos esposas y muchos hijos, el numero de esposas es infinito, pero comúnmente se tienen dos y alrededor de 10 hijos.

La comunidad Achuar vive rodeada de plena naturaleza, y su visión de una relación de pareja feliz difieres a nuestros conocimientos cristianos. Cada esposa tiene una habitación con sus hijos paridos. Sus camas son de palos sin colchón y con mosquitero, la esposa que tiene más hijos, esa posee más camas en su habitación. Las esposas no pelean entre si. Cuando el esposo desea intimidad con alguna de las dos, se la lleva al bosque o a un huerto cerca de la casa.

Todos en la familia trabajan duramente para el sustento, las mujeres trabajan en el huerto, su principal  producto es la yuca, con esta se hace una bebida llamada chicha. Esta bebida es dada a los visitantes como bienvenida, cuando una joven elaboran una buena chica esta apta para casarse.

Las mujeres también atienden a los hijos, cocinan para todos, lavan la ropa, hacen artesanía y crían gallinas, los hombres van al bosque a cazar y trabajan en la comunidad, los niños cuando tienen 6 años traen pescado a la casa.

Esta tribu es feliz viviendo en poligamia, el divorcio es permitido. Los jóvenes entre 15 y 17 años son libres para elegir esposas, tanto los hombres como mujeres son escogidos y no esta mal que la mujer elija al hombre, cuando se casan toda la tribu le ayuda construir su casa. Difícilmente existe la infidelidad por no existe privacidad, también esta es castigada por la comunidad.

Cuando el día finaliza toda la familia se sienta en el suelo a cenar juntos alrededor del fuego, en el piso colocan hojas de plátano. Todos comen y se cuentan todo lo que paso en el día, se duermen temprano y se levantan temprano también.

Con esta forma de vida tan sencilla, las parejas de esta tribus son felices, con pocos vienes materiales, se puede vivir con pocos bienes materiales, conviviendo con la naturaleza, en las relaciones en pareja hay amor y paz. Estas personas simples con cosas básicas en su diario vivir agradecen y se enfocan en lo poco que tienen para ellos es su mayor riqueza.

La plena felicidad  consiste en como te sientas con lo que tienes al tu alrededor tu pareja y tus hijos.

Entradas relacionadas:

0 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *