El Nivel Normal de Oxígeno en una Persona


El Nivel Normal de Oxígeno en una Persona

Puesto que todo el mundo respira, se puede suponer que todas las personas tienen el mismo nivel de oxígeno en la sangre. No obstante, los niveles de oxígeno pueden variar mucho y tienen un gran impacto en cómo una persona es capaz de realizar las funciones de su cuerpo. Esto ha traído como resultado, que los médicos hayan desarrollado normas para la cantidad de oxígeno que debe estar presente en el cuerpo de una persona.

Condición normal

Para buena parte de la gente, un cantidad de oxígeno entre el 95 al 100 por ciento se cree normal. Dentro de este rango, las células del cuerpo tienen la cantidad necesaria oxígeno para realizar las funciones necesarias y que una persona se sienta alerta y con energía. Un estado fuera de ese rango de 95 a 100% es causa de preocupación y que merece un examen o prueba por un profesional médico. Esto es ciertamente independiente de que el oxígeno esté presente de manera más alta o más baja que el rango óptimo.

Comprobación de los niveles de oxigeno

El rango o la cantidad que puede tener de oxígeno el cuerpo se puede medir de varias formas. La manera más común es a través de un análisis de sangre. Esta prueba, conocida como una prueba de gases en sangre arterial (ABG) se lleva a cabo mediante una extracción de sangre tradicional. Otro medio de poner a prueba los niveles de oxígeno es con un oxímetro de pulso. Este método mide los niveles de oxígeno con un sensor de luz.

Problemas asociados al bajo nivel de oxígeno

Si el nivel de oxígeno en el cuerpo del individuo está muy bajo, pueden sobrevenir complicaciones de leves a graves. El individuo puede sentir fatiga y tener un tono de piel azulado. La señal mas clara de que hay bajos niveles de oxígeno, sin embargo, es la sensación o falta de aire. Esto puede ir acompañado de tonteras, mareos, desorientación y desmayos.

Problemas asociados al alto nivel de oxígeno

Al igual que el anterior, los altos niveles de oxígeno son tan perjudiciales como los bajos niveles de oxígeno. El problema principal con un nivel de oxígeno que es demasiado alta es que envía señales al cerebro para decirle al cuerpo que el individuo no necesita respirar. Por esta razón, los profesionales médicos asociados con altos niveles de oxígeno con condiciones médicas tales como la apnea del sueño, en la cual la respiración se detiene periódicamente mientras el individuo duerme.

Agentes biológicos y ambientales

El nivel de oxígeno en el cuerpo de una persona se ve afectada por factores ambientales y biológicos. Por ejemplo, si una persona vive en un área donde la contaminación del aire es alta, puede tener niveles más bajos de oxígeno debido a que hay menos oxígeno en el aire que respira. Los atletas tienden a tener niveles más altos de oxígeno, ya que son capaces de formar a sus cuerpos para maximizar la eficiencia de cada inhalación.

Tratamiento

Los niveles anormales de oxígeno se pueden tratar con la terapia de oxígeno. A veces esto involucra el uso de una máscara de oxígeno, pasar tiempo en una cámara de oxígeno o de recibir inyecciones de peróxido (esto es controversial y es más peligroso). La obtención de mayores niveles de oxígeno de estos medios puede reducir el riesgo de cáncer debido a que, según el premio Nobel el Dr. Otto Warburg descubrió que las células cancerosas no pueden prosperar en un ambiente de alto contenido de oxígeno. También puede mejorar la salud en general, ya que muchos agentes patógenos, tales como las células cancerosas, no requieren de condiciones aeróbicas. El oxígeno no debe ser visto como un sustituto de otros tratamientos médicos o terapias, tales como antibióticos, y se debe hacer bajo supervisión médica.

Entradas relacionadas:

0 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *